Las intensas sequías que vienen azotando a la región no dan tregua. Expertos han afirmado que el fenómeno de La Niña podría durar hasta diciembre, por lo que la situación se agravaría aún más de no contar con grandes lluvias que aumenten el caudal de agua de los Ríos Iguazú y Paraná.

En estos momentos la planta potabilizadora se halla funcionando a un 60% de operatividad, por lo que alrededor de 15 barrios de la localidad de Puerto Iguazú se hallan sin suministro de servicio hídrico desde hace seis días. Desde el IMAS se encuentran realizando tareas y poniendo en macha pozos perforados para poder soportar la situación.

Los barrios de las zonas más altas de la ciudad son los que más comprometidos están, debido a la ubicación y se hallan en constante estado de alerta presentando quejas y solicitando la asistencia correspondiente. A su vez, amenazan con manifestarse: “Pensamos que es necesario volver a las calles o cortar la ruta para que nos escuchen, no puede ser que sigamos esperando las inversiones anunciadas’', mencionaron.

Desde el organismo responsable han explicado que el caudal del río aún se encuentra muy por debajo de los parámetros normales, por lo que no se logran poner en funcionamiento todos los equipos de la toma. Aun así, en el día de ayer laboraron en dos perforaciones ubicadas en el barrio Santa Rosa para poner en funcionamiento los pozos y así bombear el líquido vital al tanque barrial para su posterior distribución por red.

“Desde el jueves a la noche están trabajando en las bombas y con los caños. A media tarde arribó una cuadrilla de Energía de Misiones para realizar el trabajo de alimentación de energía eléctrica a los equipos y estimamos que en la mañana del sábado terminamos con barrio Santa Rosa”, explicó Ulises Espinoza, director de Servicios de IMAS.

Producto de la intensa sequía, alrededor de 15 barrios se hallan sin agua en Puerto IguazúGentileza: El Territorio

Además indicó que al finalizar con este barrio, el equipo de trabajo comenzará con la instalación de los caños y la bomba en el Bicentenario para luego trabajar en Villa Alta, donde el trabajo es un poco más complicado ya que deben elevar un tanque nuevo en el lugar, dado que el existente está fuera de servicios hace aproximadamente 20 años.

Una vez culminado el trabajo en Villa Alta, pasarán a trabajar en barrio Bicentenario con la puesta en marcha del quinto pozo previsto en el plan de contingencia diagramado por el gobierno provincial. Asimismo, realizarán mejoras en la toma de agua potable del Río Iguazú.

Fuente: El Territorio