Ayer por la mañana el administrador de IMAS Joaquín Sánchez y el diputado Martin Cesino presidente del bloque renovador supervisaron los trabajos realizados en la planta de agua de Iguazú durante varias semanas, donde el personal de IMAS logró estabilizar la producción de agua potable en la planta tras los cambios en el sistema de captación con la balsa y el sellado del cárcamo.

Ahora continuarán con los trabajos en la puesta a punto de los equipos, anticipándose así a los futuros inconvenientes con el servicio de agua que suele ocurrir por el consumo que se registra en la ciudad durante el verano.

Con respecto a esto, Joaquín Sánchez manifestó a medios locales, “estamos trabajando en las pruebas para evitar futuros inconvenientes, sobre todo teniendo en cuenta la estabilidad de la energía eléctrica cuando pongamos en marcha un equipo más grande” indicó el administrador del IMAS.

Sánchez agregó además “hay barrios que tienen problemas de agua potable aún, sin embargo se tratan de zonas con pozos perforados que están en manos del municipio y no son usuarios de IMAS. Está previsto que en un futuro esas zonas pasen a ser usuarios y desde ese momento el instituto se encargará del mantenimiento de los mismos”

También el administrador del IMAS se refirió a las obras de las nuevas tomas de agua, del Mboca-í y Río Iguazú, y expresó que las dos ya fueron adjudicadas y tienen fecha de inicio de la obra, esperan que una comience la próxima semana y la segunda obra a principio del mes de agosto. Ambas tienen un plazo de obra de 1 año.

Continuarán con los trabajos para normalizar el servicio en algunos barrios.Actualizate Iguazú

Además del trabajo de supervisión del trabajo y funcionamiento de la planta de agua potable Sánchez compartió un almuerzo con el personal y reconoció al equipo que trabajó sin descanso para solucionar los problemas y normalizar el servicio en los barrios.

También destacó siguen trabajando en pozos perforados en zonas que aún registran inconvenientes debido a conexiones clandestinas que desvían el líquido vital y quitan presión a la red. “Finalizamos la perforación en barrio Nuevo Amanecer, hoy finalizamos una obra de pozo perforado en barrio San Lucas y mañana comienza el trabajo en barrio Nuevo Iguazú” señaló Sánchez.

Por su parte, Martín Cesino, expresó que acudió a la planta a recorrer las obras con el fin de interiorizarse de la situación, como está trabajando actualmente en el lugar y accedió a los detalles de las diferentes maniobras que se fueron realizando a lo largo del último mes cuando la bajante del río dejó en evidencia que el sistema de captación del cárcamo era obsoleto.

Pese a la normalización del servicio de distribución de agua potable continúa vigente el plan de contingencia y estiman que la próxima semana arribarán a Iguazú más tanques para las familias que no cuentan con un reservorio adecuado para el almacenamiento del líquido vital. Hasta el momento se han distribuido 340 tanques.

Fuente: Actualizate Iguazú