Finalmente luego de varios inconvenientes, el equipo de la empresa tercerizada luego de 8 horas de trabajo, finalizó el sellado del cárcamo de la toma de agua del río Iguazú, se transformó en una cisterna que almacena agua cruda que luego será impulsada a través de las bombas hasta la planta potabilizadora para pasar por el proceso de potabilización y luego ser distribuido por la red.

El director de servicios del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS), Ulises Espinoza expresó luego de la finalización del trabajo que “hemos culminado el trabajo y comenzamos con el llenado del cárcamo, para luego comenzar con la impulsión”

Agregó también que “elevamos el porcentaje de producción al 60% y creemos que con el pasar de las horas llegaremos al 80%. Continuaremos trabajando si es necesario con la instalación de una tercera línea para estar operativos en un 100%”

Se espera que para el miércoles se normalice el servicio.Actualizate Iguazú

Desde IMAS también informaron que una vez estabilizada la producción, se comenzarán a trabajar para eliminar las líneas duplicadas, además también mencionaron que se pondrán en marcha los pozos perforados que están previstos se ejecuten esta semana como en barrio San Lucas.

Estiman que el miércoles por la tarde casi noche el servicio estaría normalizado si no se registran cortes de energía eléctrica prolongados.

Fuente: Actualizate Iguazú