La ciudad fronteriza de Foz de Iguazú flexibilizó las actividades ante la reducción de casos de Coronavirus. Tras el cierre de frontera con Ciudad del Este, el municipio logró reducir tres veces el promedio de casos diarios, y la ocupación de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI), pasó de un 100% a un 77,60% de ocupación.

La segunda ola hizo que colapsara el sistema sanitario y el municipio había cerrado todos los accesos al puente de la Amistad y colocó la barrera de control fuera de la zona primaria, con el objetivo de evitar las consultas de paraguayos en los centros de salud brasileros.

De esta forma logró reducir de un 30% a un 10% la ocupación de camas comunes y de un 100% a un 77,60% las de terapia intensiva. Además, pasó de registrar un promedio de 300 a 100 casos por día ante la misma cantidad de hisopados.

Con la estabilización de los casos de coronavirus, la localidad brasileña emitió en las últimas horas un nuevo decreto que flexibilizará las medidas restrictivas, autorizando así eventos corporativos, como encuentros, entrenamientos, workshops, congresos y convenciones, para hasta 100 personas, mediante el cumplimiento de los protocolos sanitarios. Además, los locales gastronómicos podrán abrir hasta las 23 horas.