Esta semana concluyó una nueva etapa de las obras del Puente de Integración, que unirá Foz do Iguaçu (Brasil) y Presidente Franco (Paraguay). En la tarde del jueves finalizaron una estructura de 1.437 toneladas de metal y hormigón, que marca el inicio de la fase de construcción del tablero, que apoyará la calle y el puente comienza a ganar su formato de conexión.

La obra es administrada por Brasil, ya que es financiada con recursos de Itaipu Binacional del margen brasilero. Se la realiza a través del Departamento de Carreteras del Paraná (DER-PR). La construcción la lleva a cabo el consorcio Construbase-Cidade-Paulitec y actualmente emplea a aproximadamente 450 trabajadores. Por no hablar de los trabajos indirectos. La finalización de la obra está prevista para marzo de 2022, junto con Perimetral Leste, un acceso directo a la BR-277.

"El ritmo avanzado de las obras demuestra nuestro compromiso de entregar el Puente de Integración a tiempo", reforzó el director general brasileño de Itaipu, general Joaquim Silva e Luna. Con la construcción del tablero, ya se han completado más del 40% de las obras en la ribera brasileña del río Paraná. "Para nosotros es una gran satisfacción ver cómo el puente va tomando forma, creando empleos y brindando la perspectiva de mejores días para nuestra gente en la Región Oeste de Paraná, con ganancias socioeconómicas para toda la frontera, en consecuencia, Paraná, Brasil y Paraguay"