El funcionario nacional Héctor Careaga, se reunió con los trabajadores para brindarles la novedad.


El Centro de Frontera del puente Tancredo Neves, que une a Puerto Iguazú con Foz, Brasil, volverá a ser cambiado por las nuevas autoridades nacionales. Héctor Careaga, coordinador del Centro de Frontera de la Mesopotamia Norte, encargada de las jurisdicciones de Iguazú y Posadas, se reunió con taxistas y remiseros de Iguazú, para informar los nuevos cambios. “Las casillas volverán a instalarse a 45 grados, y los taxistas estarán a cargo de la pipa”, confirmaron a La Voz de Cataratas.

Los trabajadores plantearon los problemas que padecen durante la temporada y las demoras que se generan, tanto para ellos como para sus pasajeros.

“Tenemos proyectos para avanzar en conjunto y que el centro de frontera y sus controles sean una herramienta digna de trabajo. Hay que resolver los problemas antiguos que tienen y se pueda trabajar en paz”, dijo Careaga.

El funcionario agregó que durante la pandemia es el momento de realizar las obras, para no entorpecer el cruce. “Los proyectos si bien están pensados debemos ponerlos en práctica acompañando para que se concreten, ahora con la pandemia debemos bajar las obras para que beneficien también en mano de obra local”, agregó Nación tiene prevista la reparación de sanitarios. El refuerzo de las banquinas y la trasformación de los accesos de entrada y salidas.




Comentarios