Ante el cierre del Puente Internacional de la Amistad, los contrabandistas se ingenian para lograr cruzar mercadería.


La triple frontera es una de las mayores zonas de conflicto en el contrabando de mercaderías. Desde el cierre del Puente de la Amistad, en el marco de la pandemia por el Coronavirus, los paseros recurren al ingenio para hacer llegar la mercadería.

En esta ocasión, militares de la Capitanía Fluvial del Brasil, destinados a la custodia del río Paraná, detectaron que una lancha a control remoto que estaba cruzando desde Paraguay. Los agentes decomisaron el artefacto que tenía varios celulares pegados con cinta.

Si bien los efectivos de la fuerza no pudieron determinar quién o quienes estaban operando el artefacto, el mismo fue requisado como evidencia y enviado a la Receita Federal.




Comentarios