Los uniformados sorprendieron a contrabandistas llevando mercaderías a Brasil y trayéndolas a suelo paraguayo.


Durante un patrullaje de rutina por el río Paraná, militares de la Armada Paraguaya sorprendieron a un hombre cuando cruzaba la frontera en una canoa con destino a territorio brasileño. El desconocido se lanzó al agua y alertó a otras personas que estaban en la orilla, dejando abandonadas varias cajas con insumos eléctricos.

En otro procedimiento realizado en conjunto con autoridades brasileñas, se incautaron media tonelada de productos alimenticios. Los procedimientos se hicieron en la madrugada del viernes en la zona del barrio Topehyi, informó el diario  La Jornada, de Ciudad del Este.

Los militares informaron que durante una patrulla sorprendieron a un hombre que intentaba cruzar el río en dirección al Brasil. En ese momento el mismo se lanzó al agua desde la canoa y gritó a otras personas que se encontraban en la orilla, quienes corrieron y se perdieron entre los arbustos. En la embarcación y en la costa fueron encontrados un total de 12 cajas con insumos de uso eléctrico que tenían como destino suelo brasileño.

En otro operativo realizado en conjunto con la Policía Federal del Brasil se requisaron 300 kilos de salchichas y 250 kilos pollo congelado que tenían como destino territorio paraguayo. Las mercaderías incautadas quedaron en poder las autoridades brasileñas.




Comentarios