Finalmente el juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, rechazó el pedido de prisión domiciliaria presentado a través de un “habeas corpus” al hombre acusado de violar a su esposa y su hijo de 9 años en el barrio Santa Rosa. Richard C. seguirá detenido en la Unidad Penal VII de Puerto Rico con […]


Finalmente el juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, rechazó el pedido de prisión domiciliaria presentado a través de un “habeas corpus” al hombre acusado de violar a su esposa y su hijo de 9 años en el barrio Santa Rosa. Richard C. seguirá detenido en la Unidad Penal VII de Puerto Rico con prisión preventiva, bajo los cargos de “violación con acceso carnal en convivencia y violación con acceso carnal agrado por el vínculo” a partir de la dneuncia que fue realizada a finales del 2019.

El argumento del abogado defensor Fabian De Sá que presentó al magistrado era que el hombre padecía de “hipertensión y arritmia cardiaca”. Esto lo convertiría en una persona de riesgo en el contextoi de la pandemia. En juez consideró que “el imputado no padece ninguna enfermedad”. Lo curioso del caso es que el abogado defensor es quien días atras cuestionó públicamente la decisión del Juez Brites de otorgar la prisión domiciliaria a Carlos Rodrigo Oulier, acusado por el mimso delito. La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores ordenó que este último vuelva a prisión.

La denuncia contra Ricjard C. fue presentada por su esposa quien relató que fue golpeada y luego violada. Además esa misma noche el hombre se fue a dormir en el sofá con su hijo de 9 años, “haciendo que el menor tocara sus partes intimas, siempre bajo amenazas de que guardará el secreto porque tenía un arma blanca, tipo cuchillo en su poder”. Cuando el menor declaró en Cámara Gessell manifestó que en el año 2016 habría sido violado por su padre vía anal, lo que se pudo constatar con el informe médico forense.




Comentarios