La causa sería el cierre de las compuertas de las represas que Brasil tiene sobre el cauce dentro de su territorio.


La ciudad de Puerto Iguazú padece nuevamente la falta de servicio del agua potable debido al cierre de las compuertas de las represas que Brasil posee sobre el río Iguazú.

La semana pasada, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) ya había advertido sobre esta situación que afecta a las tomas ubicadas en la costa por lo que solamente funciona la planta que extrae el vital líquido desde el arroyo Mbocaí, por lo que varias zonas de la ciudad siente la merma en el servicio.

Desde el ente provincial explicaron que los equipos de bombeo se encuentran prácticamente en la superficie por lo que dejan de funcionar en su totalidad y el mínimo que se extrae no resulta suficiente.

En tanto desde el arroyo Mbocaí se extraen 300 metros cúbicos por hora, por lo que se reduce la producción un 75%. “Ya hemos elevado el reclamo a Nación y a Cancillería para que intervengan ante el vecino país, ya que la bajante del rio Iguazú están ligada al cierre de las compuertas y retención de agua del rio para la producción de energía eléctrica”, indicaron a El Territorio.

Ante los lógicos reclamos de la población, desde IMAS señalaron que se evalúan medidas alternativas para ayudar a mitigar el problema, por ejemplo extraer agua de los pozos perforados para incluirlos en la red, mientras se resuelve la cuestión de fondo.




Comentarios