El gobierno de Misiones gestiona vuelos especiales para ayudar a los viajantes, todos de otras provincias.


Unos 200 turistas que ingresaron al país por Puerto Iguazú, desde Brasil, se encuentran varados desde la noche de este jueves y el gobierno de Misiones le pidió al Ejército Argentino que permita utilizar sus instalaciones para albergar a la gente mientras gestiona vuelos especiales que permitan llevarlos a sus provincias de origen. El pedido fue rechazado por las fuerzas armadas con el argumento de que sus instalaciones no están preparadas para esa función.

La noche de este viernes un grupo de los varados amaneció en la Aduana Argentina en el puente Tancredo Neves, que une al país con Brasil, mientras que otro grupo fue acomodado en el polideportivo municipal.

Ante la negativa del Ejército, el gobierno provincial gestiona contra reloj la colaboración de la Nación para realizar el traslado de los turistas, todos ellos ya fueron revisados y no presentan síntomas del coronavirus.




Comentarios