Dijo que fue una solución temporal para ayudar a que los vecinos tengan una salida del barrio.


Luego de que se conociera que un puente construido en el barrio 2000 Hectáreas de Iguazú fue rellenado con tierra en lugar de hormigón, como estaba previsto en los planos originales, el intendente, Claudio Filippa, se refirió a la queja de los vecinos y reconoció que la obra no se concluyó como debería aunque sostuvo que se trató de una solución temporal para que los habitantes de la zona pudieran utilizar esa salida.

Eso no va a quedar así, ya se compraron los materiales, los hierros y se va a poner hormigón. Esto se hizo para colaborar con los vecinos, porque la única salida que tenían era el de la calle de la tercera”, justificó.

Polémico, Filippa dijo que él no es ingeniero, para responder a los que según él, piensan mal. “Así que para aquellos que piensan que se hizo mal, yo no soy ingeniero, pero el ingeniero no se equivocó con el arquitecto de la municipalidad, tengan un poquito de paciencia, ya conversamos con las personas de las 2000, no le vamos a fallar”, concluyó.




Comentarios