Se trata de una familia miembro de la aldea Mbyá guaraní Guapoy de Puerto Libertad.


Juan Duarte, es miembro de la aldea Mbyá guaraní “Guapoy” de Puerto Libertad, donde reside con su compañera y sus cuatro hijos. En plena víspera de Navidad, mientras la familia no estaba en la casa, las llamas se encargaron de consumir todo en su interior.

“Fue una desgracia con suerte”, indicó el hombre. En plena Nochebuena, mientras Juan y su familia estaban reunidos con miembros de una comunidad vecina llamada “Nuevo Amanecer”, a un kilómetro de distancia, un incendio se desató en su vivienda.

La comunidad, junto a los Bomberos Voluntarios de la localidad, lograron apagar las llamas. El fuego consumió todas las pertenencias que se encontraban en el interior, mercaderías y un televisor. Por suerte, solamente hizo desaparecer la pared que divide los dos ambientes de la vivienda, que conservó toda su estructura externa.




Comentarios