Jorge Almada, del Frente Patria, señaló que, desde el campo popular, se ponen en duda los mecanismos por los cuales se permite el ingreso de fuerzas armadas foráneas, teniendo en cuenta que este tipo de movimientos debe pasar por el Congreso de la Nación, un mecanismo que desde la asunción de Mauricio Macri viene siendo eludida.

"Desde un tiempo a esta parte se han venido utilizando argumentos como el de desastres naturales, prevención del narcotráfico y del terrorismo para producir una mayor injerencia política y militar por parte de EE UU. Por caso, vale recordar el anuncio sobre la instalación de una oficina de la DEA en Misiones, y de la apertura de una base militar en la zona de la triple frontera, con lo cual venimos de un proceso que no se inicia aquí, viene de muchos años, sobre todo en esa zona aparece como una zona estratégica para los intereses de los EE. UU.", opinó Almada.

"Queremos poner una voz de alerta, cuando hace muy poco, en el día de la bandera, se planteó que la idea de un país soberano sigue vigente pero que hasta que no asuma un gobierno con esa identidad, por desgracia se quedará a merced de los intereses de EE.UU", indicó, al tiempo que recordó que "no se instalan ni vienen a hacer un supuesto ejercicio en cualquier lugar: estamos hablando de una provincia que está sobre el Acuífero Guaraní, la mayor reserva de agua dulce del planeta, que está dentro de los intereses de los EE.UU. no es casualidad que se instalen aquí, con un gobierno con una clara orientación pro yanqui, como lo son los de Argentina y Brasil".

Fuente: El Independiente de Iguazú