Las últimas 48 horas se llevó adelante desde la Municipalidad de Gualeguaychú un monitoreo del río Gualeguaychú debido a que las lluvias de la última semana provocaron un crecimiento del mismo, pudiendo llegar a provocar desbordes en zonas habitadas.

Desde la medianoche, se entiende que se está en el pico de la crecida con tendencia a normalizarse en un proceso que será más lento de lo deseado pero no alcanzaría la gravedad que se esperaba en un principio.

Río Gualeguaychú crecido

Es importante remarcar que todo se dio en un contexto en el que el río Uruguay se mantuvo bajo y no se produjeron vientos lo que facilitó que una marca alta se mantuviera por debajo de los 3.50, afectando a menor cantidad de zonas.

De todas maneras, las cuadrillas continúa monitoreando y siguiendo de cerca la situación y el comportamiento del río, atento a la necesidad de cualquier vecino o vecina de zonas costeras.