El jefe del Escuadrón 56, de Gendarmería Nacional Ariel Paniagua, dió a conocer sobre la notificación para los funcionarios a retomar sus actividades, tras transitar la cuarente obligatoria y establecida por protocolo ante el COVID-19.

Los gendarmes fueron puestos en cuarentena por haber establecido contacto estrecho con un hombre que cruzo por el paso fronterizo que une a

Gualeguaychú con Fray Bentos

el pasado 2 de abril, quien

fue diagnosticado positivo en su pais de residencia

.

El hombre de 83 años de edad, había llegado al país en buquebús con un joven portador del virus, tras la cuarentena en Buenos Aires fue autorizado a regresar al Uruguay. Lo hizo via terrestre por lo que por orden judicial debió ser alojado en Gualeguaychú 3 días, hasta que se aclaró la situación en relación a una cuarentena que ya había cumplido en Argentina.

Finalmente desde este viernes fueron dados de alta y puesto en sus funciones los 21 gendarmes del escuadrón local.