Una de las más antiguas discusiones dentro del mundo de la cocina tiene que ver con el producto para la cocción que más convenga y sea más saludable a la hora de preparar los alimentos.

Las opciones más comunes son el aceite, el fritolín y la manteca. Pero, ¿cuál de todas es la que posee menos grasas saturadas y la más beneficiosa para la salud?

Las grasas saturadas son muy perjudiciales para nuestra salud, y uno de los principales causantes de las enfermedades cardiovasculares. Por esa razón, una de las grandes ventajas del aceite (si es de oliva mejor) sobre la manteca es que la cantidad de grasas saturadas es muy inferior. Aunque también es cierto que el contenido calórico de ambas es similar, pero las propiedades nutricionales del aceite de oliva están claramente en ventaja.

El aceite de oliva posee una cantidad menor de grasas saturadas. (web)

Por lo general, dicho aceite es considerado el mejor alimento para cocinar y también para consumir en crudo (en ensaladas, etc.). Sin embargo, el consumo moderado de manteca no dará lugar a un mal estado de salud inmediato, pero, si este consumo es continuado y abusivo, esto si puede generar unos problemas de salud bastante serios, especialmente si ya padecemos de algún tipo de enfermedad cardiovascular.

En resumen, la principal diferencia que existe entre el aceite y la manteca es el origen. El aceite el aceite es un producto de origen vegetal, cuyo contenido en ácido oleico ronda el 70-80%, y con tan solo un 10-15% de grasas saturadas. Mientras que la manteca es un producto de origen animal, y su contenido en grasas saturadas se encuentra por encima del 70%.

Cocinar con aceite en spray o "fritolín"

Para nadie es un secreto que esta práctica se ha vuelto una alternativa saludable para aquellos que buscan reducir su ingesta de calorías o utilizar poco aceite en sus preparaciones, ya que te permite tener un mejor control y dosificar la porción que se utiliza para preparar cada comida con la cantidad justa de aceite.

Otra ventaja es la practicidad a la hora de cocinar, de forma más rápida, limpia y ordenada, además es antiadherente, evitando que la comida se pegue al utensilio.

Es recomendable el uso de grasas de origen vegetal. (web)

Al final, la decisión sobre el producto con el que se desea cocinar es de cada persona. Este es un listado de las características y propiedades de cada uno, resaltando que es recomendable el consumo de grasas de origen vegetal y con grandes propiedades nutricionales como lo es el aceite de oliva.

Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.