Una de las tradiciones más arraigadas en toda la Argentina llega los días 29 de cada mes: comer ñoquis. La historia más popular sobre el inicio de esta tradición se remonta al siglo VIII en Italia, cuando un peregrino cenó gnocchi con una familia y les auguró un buen año de cosecha. La profecía se cumplió un día 29.

A la historia italiana se sumó un detalle "criollo": colocar plata debajo del plata para tener un mes de buena economía.

Los ñoquis clásicos son de papa, aunque en los últimos años también marcan tendencia sus variantes con otras verduras, que los hacen más livianos, o rellenos. ¡Mirá las recetas de Blanca Cotta y elegí cuál probar este 29!

Ñoquis (Foto:Creative Commons)

Ñoquis de papa

  • 1,5 kilos de papas
  • 2 cucharadas de sal gruesa
  • 2 huevos
  • Sal, pimienta, nuez moscada, aceite.
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 700 g de harina

Lavá y pelá las papas. Añadí a una cacerola con agua fría (y, en lo posible, una cucharada de sal gruesa). Herví veinte minutos, escurrí y espera que estén tibias.

Hacé un puré y dejalo enfriar. Agregá huevos, polvo leudante y sal, pimienta y nuez moscada (a gusto). Incorporá harina y, cuando se forme una masa, dejá reposar por veinte minutos.

Con la masa hacé rollitos, cortalos y pasalos por el marcador o tenedor para darle su clásica forma. Cocinalos en agua hirviendo con sal y cuando suban a la superficie, escurri y... ¡listos para servir!

Ñoquis de rellenos

  • 200 g de queso mantecoso
  • 100 g de jamón cocido
  • 250 g kilo de papas
  • 50 g de manteca
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo
  • 50 g de queso rallado
  • Harina

Cociná las papas con cáscara, luego pelalas y mezclá el puré con manteca y condimentos. Verté harina sobre la mesada, mezclá y amasá. Cortá la masa en trozos y afinar, hasta que parezcan un disco chato.

Ahora, cortá el queso en cubos, picá el jamón cocido y unilos. Colocá esta mezcla en el centro del disco de puré, como si hicieras una empanada, y cerralo.

Colocalos en agua y cociná hasta que floten en la superficie. ¡Listos para servir!

Ñoquis de sémola

  • Cucharadita de sal
  • 2 tazas y media de agua
  • 6 cucharadas de aceite
  • 2 tazas y  media de sémola de trigo
  • 1/2 taza de queso rallado
  • 300 cc de crema de leche
Semola (Foto:Web)

Herví agua con sal y dos cucharadas de aceite. Agregá la sémola y cociná sin dejar de mezclar. Cuando hierva: escurrí, dejá entibiar y volcá sobre mesada aceitada.

Estirá la masa, corta los ñoquis de forma clásica y ponelos en una fuente con un poco de aceite y queso rallado. Llevalo al horno por 20 minutos y ¡listo! Podés servirlos solos, con crema de leche o gratinados con salsa de tomate.

Ñoquis de calabaza

Ñoquis (Foto:Web)
  • 1 calabaza
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto
  • 150 g de queso rallado
  • 1 huevo
  • 200 g de harina 0000

Para estos ñoquis tenés que pelar la calabaza, sacarle las semillas, rociarla con aceite de oliva, azúcar, sal y condimentos. Llevar al horno entre 20 y 30 minutos hasta que quede cocida.

Cortá la calabaza y unila con el queso rallado, huevo y nuez moscada. Integrá la harina y la masa ya estará lista: ahora dales forma con un tenedor o marcador. ¡Hervílos en agua, escurrí y a la mesa!