Una niña de 6 años estuvo privada de su libertad y en condiciones inhumanas en Formosa, los captores eran sus padres. La menor no recibía atención médica y era golpeada a tal punto que perdió un ojo. La pesadilla de esta pequeña terminó gracias a Milena, una vecina que junto a una docente visibilizaron el caso hasta que las autoridades no tuvieron mas que intervenir.

La madre de la niña trabajaba en la policía de Formosa, y este puede ser uno de los motivos por el cual la policía no actuaba como debería cada vez que los vecinos denunciaban esta situación de tortura de la menor. Ahora tanto la mujer como el padre de la menor, mecánico conocido en el pueblo de Belgrano, están detenidos e incomunicados en Clorinda.

No les tomaban las denuncias, filtraban información y demoraban los procedimientos

No nos tomaban la denuncia, solo una declaración testimonial”, detalló a VíaPaís Milena, la vecina que se involucró y logró rescatar a Sofía. Esto fue el lunes pasado, y la policía, a pesar de la gravedad de la situación no accionaron. “No se movieron, tardaron 10 días para moverse”, insistió y detalló que este accionar se dio luego de que ella junto a la docente, Mariana Espínola, llevaran el caso a la Casa de Formosa en Buenos Aires.

“Fuimos a la Comisaría y le comentamos a quién nos atendió lo que estaba pasando en el pueblo, y los rumores que había en los barrios donde esta mujer había vivido anteriormente”, explica Milena en cuanto a la denuncia que intentaron radicar el pasado lunes, pero no le tomaron la denuncia sino una declaración testimonial.

Luego les dijeron que el martes iban a tener novedades, pero para su sorpresa al salir de la policía, la madre de la menor ya estaba enterada de lo que Milena y Mariana dijeron ante las autoridades: “Hay policías que filtraban información”, señaló. Ante esta situación llamaron al 102 para que quede asentado todo.

“Hasta el jueves no tuvimos respuesta y me comuniqué con la madre de esta mujer y le pedí que denuncia a su hija en Formosa para que se movieran más rápido los papeles”, cuenta la vecina y sostiene que la mujer le respondió que no lo iba a hacer “porque ella no iba a cargar con un peso enorme, y no iba a criar más hijos”.

Los días seguían pasado y nadie daba una solución para esta menor: “El 14 de febrero, la oficial Romero estuvo recorriendo las casas de las amigas de la mujer. Estuvo muchas horas esperando en el domicilio donde estaba la nena pero no había nadie”, recuerda.

Cuando vieron que la mujer regresó, dieron aviso para que Romero se vuelva a presentar: “No se que hablaron, pero preguntaron por Sofía y Soledad dijo que la regaló hace unos años a la cuñada que vivía en Ibarreta. Allanaron esa casa y se dieron cuenta que no estaba ahí”, cuenta y sostiene que los uniformados volvieron a la casa de la acusada.

Alguien le presto una criatura a Soledad para que se haga pasar por Sofi”, detalla y agrega que la policía la vio bien pero que el allanamiento se haría al día siguiente, por lo que iban a custodiar todo el día: “No lo hicieron. La mujer salió a la noche con una niña en moto y no volvió más”.

La Sofi no estba en la casa, estaba en otro lado porque el papá fue a buscarla para entregarla a la policía y que ella pueda ser examinada en Clorinda”, concluye.

Cómo está la nena rescatada de la casa de sus padres en Formosa

Al mismo tiempo detalló que “la nena está mal, estaba toda quemada, tenías cicatrices nuevas y golpes. Además, perdió un ojito”. Además, en su relato se ve como los derechos de la menor fueron constantemente vulnerados en estos tres años ya que a pesar de las heridas no recibió atención médica, no la anotaron en el colegio (tendría que estar en primer grado) y no la alimentaban correctamente.

Luego de que la revisaran en el hospital, la niña quedó bajo la custodia de una de sus tías. La mujer en total tiene tres hijos: un varón de 12 años que vive con su tía en Formosa, otra niña de 8 años que vivía con su madre en Belgrano.

Si sos víctima de maltrato infantil o conocés a alguien que esté atravesando esta situación que vulneran sus derechos y lo ponen en riesgo podés comunicarte al 102, es una línea gratuita y confidencial. En caso de urgencia llamar al 911.