La exministra de Seguridad y presidenta del PRO, Patricia Bullrich, fue una de las dirigentes de la oposición que se trasladó hasta la ciudad de Formosa para participar de las protestas de distintos sectores, en reclamo a la administración de Gildo Insfrán para que retire la disposición que establece el regreso a la fase 1 en el territorio provincial, decretada por el Consejo de Atención Integral a la Emergencia.

En ese marco, Bullrich participó de la protesta vestida de presa. “Es una especie de cárcel social. Les controlan las redes sociales. Los siguen de distintos lugares. Aquí se fue construyendo un régimen a fuego lento, en 25 años”,

En su perfil de Twitter agregó: “Acá los comercios recién arrancaron en noviembre, cuatro meses después que en el resto del país, con días y horarios reducidos. Viven en un estado policial. Hubo familias que no pudieron ver a sus seres queridos”.

“Formoseños, no dejen de luchar por sus derechos. Lo que están haciendo es levantar la voz de un reclamo que lleva décadas silenciado por la tiranía. ¡Estoy con todos ustedes! ¡Libertad ya para Formosa!”, destacó Bullrich.