En la Sala de Acuerdos del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, el presidente del cuerpo, Dr. Mario Bruno Quinteros, los ministros, Guillermo Horacio Alucín, Ricardo Alberto Cabrera, Eduardo Manuel Hang y Ariel Gustavo Coll acordaron establecer la feria judicial ordinaria del año 2020 que se extenderá del día 23 de diciembre hasta el 31 de enero.

El Acta 3071 del 18 de noviembre considera que quienes trabajen en feria en este primer período, podrán tomarse las vacaciones desde el 8 de febrero al 19 de marzo.

La situación va a contramano de por ejemplo los servicios de salud que tienen restringidas las licencias y no han podido tomarse un segundo de descanso. De la misma manera se está convocando a voluntarios para poder dar abasto al ingreso de 8321 varados a la provincia en un contexto de pandemia.

De hecho, la justicia provincial no ha trabajado en mayor parte de la cuarentena y de manera extremadamente lenta lo ha hecho a través de protocolos, provocando un atraso ostensible en el trámite de las causas.

El STJ si ha tenido premura en salir a hacer causa común con el Poder Ejecutivo para intimar a la justicia federal a no entrometerse en políticas sanitarias, cuando en realidad lo que se estaba planteando ya en la Corte Suprema en la violación de derechos constitucionales.

De hecho, ha guardado un silencio religioso después del pronunciamiento de la Corte Suprema que obligó al gobierno provincial a dejar ingresar a todos los formoseños varados. Los mismos planteos de Hábeas Corpus en los juzgados provinciales fueron rechazados en su totalidad.

Ahora, en el momento más urgente respecto de la negligencia del gobierno provincial, que causa un cuello de botellas y el ingreso masivo de personas, el STJ decide tomarse vacaciones, yendo en absoluto contrasentido de las necesidades de intervención de la justicia provincial que podrían acontecer con esta cantidad de formoseños haciendo cuarentena.