Casi de manera simultánea mientras el jefe de la policía del Chaco calificaba de inhumana la situación de formoseños en Mansilla, la Cámara Federal declaró la competencia del Juez, Pablo Morán.


Cerca de 40 formoseños están varados en la frontera entre Chaco y Formosa desde hace más de 20 días, muchos de ellos con los permisos otorgados sin embargo la provincia, afectada con la aparición de los primeros casos de coronavirus, suspendió los ingresos.

Todos ellos pasan sus días a la intemperie y al costado de la ruta, con alguna asistencia de la policía del Chaco. También recibieron ayuda de diputados y funcionarios chaqueños: entregaron alimentos; mientras que utilizan el agua potable del puesto policial y se utilizan los baños de la oficina de Turismo que se encuentra en el lugar.

Así pasan los días los formoseños varados en General Lucio V. Mansilla

El martes el Jefe de la policía del Chaco habló con Radio Uno. El Comisario General Fernando Romero, solicitó que “por favor que dejen ingresar a los formoseños porque viven de manera inhumana a la vera de la ruta”. Explicando además que llegan con los permisos tramitados y se los revocan en el lugar.

Habeas corpus

Uno de los formoseños que tenía permiso y podía ingresar a la provincia, es un marino mercante, estuvo embarcado varios meses, cuando por fin tuvo licencia para venir a ver a su familia tramitó los permisos y cuando se permitió en viaje, el gobierno suspendió los ingresos. La policía le aclaró que si intentaba entrar sería detenido por la violación del Art. 205 del CPA.

Quedó como otros tantos abandonados en la ruta pero presentó ante la Justicia provincial y federal un hábeas corpus. En la justicia provincial como era previsible, rechazaron la presentación.

En la Justicia federal, el juez Pablo Morán, se declaró incompetente para intervenir por tratarse de un permiso provincial y envió en consulta la presentación a la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia.

La Cámara inmediatamente estimó entre otros considerandos que la amenaza de la privación de libertad, de las posibles aplicaciones del Art. 205 del CPA, delito claramente federal en la especie por lo que consideró que considerar la legitimidad o ilegitimidad de la “amenaza” de detención es de la Justicia Federal.

“Las medidas sanitarias dispuestas para prevenir la propagación del COVID 19, afectando los intereses del Estado Federal por razón de la materia, al cual le interesa su prevención, siendo estos estos hechos delictivos lesionan un bien jurídico que el Estado Nacional considera su incumbencia, sin perjuicio que se cometan en el territorio provincial ”amenazas la Cámara.

Finalmente declaró competente al Juez Federal de Formosa, Pablo Morán, para que intervenga en los hechos denunciados, lo que abre un sinnúmero de planteos en el futuro respecto de violaciones de los derechos con la excusa de la cuarentena.




Comentarios