Dos personas fueron individualizadas después de que viralizaran a través del Whatsapp, un posible saqueo a una conocida cadena de supermercados y luego fueron procesadas por intimidación pública.

El mensaje refería a que valiéndose del aislamiento obligatorio en todo el país se allanarían ilegalmente supermercados para apropiarse de mercaderías lo que generó temor en la gente que finalmente acudió a la línea 911.

Por averiguaciones del personal policial pudo determinarse que un empleado de una cadena comercial, por dichos de su hermano, difundió un audio via redes sociales acerca de posibles saqueos a esa firma.

Ambos sujetos terminaron detenidos en averiguación del hecho y sus teléfonos celulares secuestrados para las pericias correspondientes porque se presume, fueron utilizados para enviar los mensajes.

Como sucede en estos casos, se dio inicio a Sumario de Prevención por el delito de "Intimidación Pública", con intervención del juez de competencia.