Los ediles de los tres bloques minoritarios esperan que el intendente y Taccetta asistan al HCD este miércoles.


El escándalo que rodea a los más de 2 millones 300 mil pesos que no ingresaron a las arcas municipales correspondientes a la Terminal de Ómnibus durante la gestión de Andrea Rowlands, ahora exsecretaria de Gobierno, sigue generando revuelo en Esquel. Tanto el responsable de las finanzas del municipio, Matías Taccetta, como el intendente, Sergio Ongarato, fueron solicitados por los cuatro concejales que integran los tres bloques opositores en el Concejo Deliberante.

María Martínez (Frente Vecinal), Juan Devetak (Frente Patriótico Chubutense), Hernán Alonso y Valeria Saunders (Chubut al Frente), pidieron que el encuentro se desarrolle hoy miércoles. Sin embargo, hasta última hora de este martes no habían recibido contestación sobre qué día asistirán los representantes del Ejecutivo municipal, aunque dan por descontado que accederán a juntarse.

Sergio Ongarato fue solicitado por concejales de la oposición.

Los ediles de la oposición plantearán diversos interrogantes a la gestión encabezada por Ongarato en relación al escándalo que precipitó la salida de Rowlands del Gobierno, una de las funcionarias en las que más confiaba el intendente. Además, le harán saber al mandatario municipal y al Secretario de Coordinación y Finanzas que si bien hay una ordenanza del año 2000 por la cual la gerencia de la Terminal debe remitir los movimientos económicos del mes al Concejo Deliberante, no lo estaba haciendo y tampoco obliga al cuerpo deliberativo a fiscalizar su correcta administración.




Comentarios