Carla “Chula” de Gran Hermano fue a cenar y quedó en shock con los precios: pidió 5 ensaladas y 2 jarras de limonada

La exparticipante de Gran Hermano salió hace poco de la casa y la primera gran sorpresa que se encontró fueron los precios.

Carla “Chula” de Gran Hermano fue a cenar y quedó en shock con los precios: pidió 5 ensaladas y 2 jarras de limonada.
Carla “Chula” de Gran Hermano fue a cenar y quedó en shock con los precios: pidió 5 ensaladas y 2 jarras de limonada.

Carla “Chula” De Stéfano, quien decidió abandonar la casa de Gran Hermano por razones personales, se encontró con una serie de eventos y cambios significativos en la Argentina al salir de la casa y dejar atrás el aislamiento. Tras ser informada por el conductor Robertito Funes Ugarte en el programa A la Barbarossa de Telefe sobre algunas de las situaciones que han pasado en las últimas semanas, la exparticipante de Gran Hermano reaccionó en vivo.

Durante la conversación, Funes Ugarte le proporcionó a Chula un resumen de los acontecimientos recientes en el país, incluyendo el DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia), la Ley ómnibus, datos sobre el gobierno de Javier Milei y otros eventos relevantes. La sorpresa de Chula ante estas noticias refleja la desconexión que experimentan los participantes de Gran Hermano respecto a la realidad durante su estadía en la casa.

Carla en Gran Hermano 2023 (Foto: Prensa Telefe)
Carla en Gran Hermano 2023 (Foto: Prensa Telefe) Foto: ADRIAN DIAZ BERNINI

Cuál fue la reacción de Carla de Gran Hermano

Una de las áreas que más impactó a Carla “Chula” fue la economía. Como dueña de una mueblería, Funes Ugarte le preguntó sobre la situación de su negocio en medio de los cambios económicos. Chula compartió su asombro al enterarse de que los precios habían experimentado un aumento significativo, aproximadamente del 35%. Esta revelación la llevó a reconocer que aún no había visitado su negocio y que la noticia la tomó por sorpresa.

Además, Chula mencionó que, debido a la situación económica, tuvo que ajustarse en cuanto al consumo diario. Señaló que, en su familia, solían optar por servicios de delivery debido a la falta de tiempo para cocinar, pero se enteró de que estos servicios estaban reduciéndose debido a los altos costos.

Como ejemplo impactante, Carla “Chula” De Stéfano compartió su experiencia en una cena reciente, donde cinco ensaladas y dos jarras de limonada alcanzaron el precio de cincuenta mil pesos, evidenciando el aumento generalizado de los precios en los últimos meses.

Temas Relacionados