Las obras actuales beneficiarán a unas 40 familias que viven en el kilómetro 80 de la Ruta Provincial 17.


Trabajan en la construcción de un tanque elevado para abastecer con agua desde un pozo perforado, a más de cuarenta familias de Pozo Azul que pasarán a contar con agua segura en sus viviendas. Esta tarea se realiza en el kilómetro 80, sobre Ruta Provincial 17, donde el agua de pozo es insuficiente e insegura en materia sanitaria. Desde el municipio se atendió el pedido de los ciudadanos con la construcción de una red de agua.La obra es encarada con fondos propios.

La misma será administrada mediante el municipio y una cooperativa, para que mediante el aporte de los usuarios se pueda mantener el servicio funcionando normalmente. El proyecto consta de tres etapas, la primera tiene que ver con la construcción de este tanque elevado que tiene la capacidad de doce mil litros de agua.

“La idea es mejorar la calidad del agua y con ello la calidad de vida de los vecinos, queremos que sea una obra que perdure en el tiempo por ello pensamos en concretar un convenio con una cooperativa para que el costo del servicio se convierta en los fondos para realizar los mantenimientos que sean necesarios” indicó en diálogo con El Territorio, el intendente Edgar González.




Comentarios