Es resultado de una comparación con los datos relevados durante la temporada veraniega 2019.


Inició la temporada de verano y con ello empezaron a aparecer los primeros datos sobre el movimiento turistico en las fronteras del pais. En Misiones, el Paso Rosales y el cruce de frontera en Bernardo de Irigoyen -hasta el momento- expresan una reducción visible de ingresos y egresos, en cuanto a los numeros alcanzados durante el verano 2019.

Vele destacar que desde el 27 de diciembre el Puente Internacional Comandante Rosales, que cruza el rio Pepirí Guazú y une a San Pedro (Misiones) con Paraíso (Santa Catarina), volvió a tener tránsito turístico.

El horario disponible para poder cruzar el puente es de 7 a 19 horas. Con esta alternativa, las distancias para llegar a las playas del vecino país se acortaron unos 150 kilómetros, aproximadamente.

Sin embargo, las restricciones cambiarias y el impuesto del 30% a la compra de divisas extranjeras parecen haber desalentado a muchas familias, que planificaron sus vacaciones en las playas del sur brasilero.




Comentarios