Lidia G. de 42 años denunció ante la Policía de la localidad de Garuhapé que su hermana, Lourdes G., se había extraviado en una zona de monte cuando fueron a refrescarse a un arroyo.

La familia regresaba del lugar cuando en un determinado momento se percataron de que Lourdes ya no estaba. La mujer, según el informe policial, padece de retraso madurativo y tras un descuido perdió el rumbo del trayecto.

Luego de recibir la denuncia, los uniformados desplegaron un amplio operativo junto a cadetes del Instituto Universitario de Seguridad para hallar a la mujer. Así fue como lograron encontrarla cuando la vieron deambulando entre las malezas.

Inmediatamente fue asistida por los efectivos, quienes la trasladaron hasta la Comisaría local para que fuera examinada por el médico de turno. Lourdes tenía buen estado de salud y no había sufrido ninguna lesión.