Se definió el aumento del Salario Mínimo: cómo se dividirá la suba y qué impacto tendrá en los planes sociales

Kelly Olmos encabezó la reunión por el Salario Mínimo.
Kelly Olmos encabezó la reunión por el Salario Mínimo.

Este martes, la ministra de Trabajo, Kelly Olmos, estuvo al frente de la reunión en donde se determinó la nueva cifra.

Este martes, se reunió el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil para determinar la nueva cifra que en este momento es de $57.900. En el debate de al menos dos horas, el Gobierno hizo una propuesta que fue aceptada por los empresarios y dos de las centrales gremiales: la CGT y la CTA de los Trabajadores y Trabajadoras. En tanto, la CTA Autónoma rechazó el acuerdo. Con las subas apuntadas, en marzo tocará los 69. 500 pesos.

Desde las organizaciones sociales siguieron de cerca el aumento del Salario Mínimo.
Desde las organizaciones sociales siguieron de cerca el aumento del Salario Mínimo.

El acuerdo definió que se aumentará en cuatro tramos, entre diciembre y en marzo. Será en este último mes cuando el haber alcance los 69.500 pesos. No obstante, con esa cifra y teniendo en cuenta el escenario inflacionario, podría cubrir un 50% del costo de una canasta básica para una familia.

La reunión del Consejo del Salario estuvo encabezada por la ministra de Trabajo de la Nación, Kelly Olmos. En ese marco, de decidió que el mínimo de $ 57.900 tendrá aumentos de 7% en diciembre, 6% en enero, 4% en febrero y 3% en marzo.

La determinación resultaba de interés también para los beneficiarios del Potenciar Trabajo, ya que dicho programa equivale a la mitad del Salario Mínimo. Es decir, alrededor de 1,4 millón de personas que hoy cobran 28.950 pesos, en marzo pasarán a percibir 34.740 pesos.

Con las definiciones de este martes, el SMVM pasaría a ser de $ 61.374 y en marzo llegará a $ 69.480. El interanual, de esa manera, debería ir a 110%, considerando que en marzo de este año se ubicaba apenas por encima de los $ 33.000 mensuales.

Qué planteaban los gremios antes del acuerdo

Como fue mencionado, la CTA Autónoma fue la única de las centrales que rechazó el acuerdo. “Hace rato que la inflación en Argentina no la determinan los aumentos de precios, sino la especulación de los sectores empresariales. Y no vemos ningún esfuerzo de los empresarios para una distribución de ingresos en favor de los trabajadores”, cuestionaron.

En tanto, antes de la reunión, Héctor Daer, cosecretario de la CGT, manifestó: “Nosotros no queremos poner valores nominales inflacionarios que después perjudiquen los procesos a la baja de los precios. Ojalá tengamos bajas significativas en los próximos meses porque la inflación es la peor corrosión sobre el salario y el ingreso de todos”.

Héctor Daer participó de la reunión de este martes.
Héctor Daer participó de la reunión de este martes.

Por su lado, desde la CTA de los Trabajadores y las Trabajadoras, a cargo de Hugo Yasky, el objetivo era lograr una “paritaria corta”, que actualizara el salario mínimo y lo pusiera por arriba de la inflación con posibilidad de reabrir las negociaciones en febrero. Al menos, pedían que se recuperen los cuatro puntos y sume otra cuota en enero para cerrar por encima del índice de precios anualizado, en tiempos de vacaciones. De esa manera, consideraban que podrían vencer el horizonte inflacionario.