La inflación sigue su curso, y en ese sentido, los cambios de los billetes con caras de próceres y personajes importantes de la historia de la Argentina, en reemplazo de la serie de animales autóctonos, viene a recordar en parte qué se podía comprar con un determinado billete cuando se lanzó esa serie de billetes anterior.

Alberto Fernández durante el anuncio de la presentación de los nuevos billetes. Foto: Twitter

De todos modos, el anuncio de emisión de estas nuevas unidades no implica que se lancen billetes de mayor valor nominal que el de $1.000, que acaba siendo el más alto.

Por lo tanto, queda confirmado que no habrá cambios en los valores nominales de los billetes, solo en sus diseños, que vienen a reemplazar la serie que fue creada durante el gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, ante la creciente inflación, los billetes no terminan valiendo lo mismo que unos años atrás.

Así son los nuevos billetes. (BCRA)

Lo cierto es que desde la creación de los billetes de $200, $500 y $1.000 (antes de ellos el de mayor valor era el de $100), la inflación en ese tiempo fue del 682%. Otro dato que sorprende y estremece: el dólar, en ese mismo lapso, subió 1.274%.

La inflación, en estos últimos seis años, fue superior al 680%.

¿Cuál debería ser el valor de los billetes?

Mirando en retrospectiva, cuando fue lanzado el billete de $500, que según el Banco Central indica fue el 29 de junio de 2016, el índice de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) valía $14,92. En la actualidad se posiciona en los $120,11.

Por ese motivo, para equiparar los valores, en la actualidad, si se quisiera emitir un billete que contemple el mismo valor que el de $500 del 2016, debería ser por una nominación de $3.912,38.

Cabe recordar que el índice UVA es el equivalente a la milésima parte de lo que cuesta en promedio un metro cuadrado de vivienda en construcción, y que se va actualizando según la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que a su vez, se basa en el índice de precios al consumidor.

Respecto del billete de $200, que salió el 26 de octubre de 2016, con un índice UVA de $15,58, para equiparar valores, hoy día debería emitirse un billete de $1.447,11.

Respecto del billete de $1.000, que vio luz el 30 de noviembre de 2017, cuando el UVA valía $20,85, en la actualidad debería emitirse un billete de $5.760,67 para que se pueda equiparar lo que se podía comprar en aquel momento con lo que se puede adquirir hoy día.

El dólar subió en el lapso de tiempo de la emisión de los últimos diseños de billetes y los actuales, un 1.274%.

Pero si esta comparativa se quiere realizar con respecto del dólar, la diferencia surge mucho más alarmante. Y es que al momento de comenzar a circular el billete de $1.000, el dólar costaba $17,96, por lo que en la actualidad, y con un dólar a $205, se precisaría emitir un billete a $11.414,25.

En el caso del billete de $500, la comparación señala que se estaría necesitando un billete por la denominación de $6.869,97. Y sobre el de $200, uno de $2.631,58.