Finalmente, el Gobierno logró mantener los precios de la carne durante este fin de semana tras llegar a un principio de acuerdo con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU). Así se mantendrán los valores para que se puedan continuar las negociaciones la próxima semana.

las cadenas de supermercados Coto, Changomás, Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) Carrefour, La Anónima y Día, mantendrán los precios hasta el lunes inclusivo. A principio de semana, hubo aumentos de hasta el 20 por ciento en los valores de la carne y con importantes subas en el Mercado de Liniers que generó preocupación en el Gobierno.

Los cortes de carne en los supermercados mantendrán sus precios hasta el lunes, inclusive. Fotografia por Pedro Castillo

Según informaron desde la Agencia Télam, los funcionarios del gobierno aseguraron que “la próxima semana continuarán las conversaciones con el objetivo de arribar a una solución consensuada que garantice la estabilidad del precio de las carnes, evitando así sobresaltos que afecten a los consumidores en el último tramo del año”.

En ese sentido, el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo un encuentro con sus pares de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; y con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, en el que se analizó y se trabajó sobre la dinámica de los precios de las carnes para “garantizar su estabilidad”.

A su vez, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, tiene previsto convocar a una reunión los integrantes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA). Jorge Chemes, de Confederaciones Rurales (CRA); Nicolás Pino, de la Sociedad Rural (SRA); Elbio Laucirica, de Coninagro; y Carlos Achetoni, de Federación Agraria (FAA) le solicitaron una audiencia esta semana y la respuesta fue: “Los recibiré en breve”.

Julián Domínguez, ministro de Agricultura de la Nación. (La Voz)

Los carniceros, desesperados

Frigoríficos y matarifes ya vienen aplicando aumentos. Según un relevamiento realizado por este medio en carnicerías de la Ciudad de Buenos Aires, el kilo de una media res de entre 84 y 85 kilos (ternera) saltó 31,7% desde fines de octubre, al pasar de 429 a 565 pesos. “Para el martes me pidieron 600 pesos el kilo. Si traslado todo el aumento no vendo nada y si no lo traslado, me fundo”, dijo un carnicero del barrio porteño de Flores.

El consumo de carne está en caída en la Argentina: en octubre fue de 47 kilos por habitante al año. Bajó 5,8% respecto del mismo mes de 2020. Y fue un 32% menor al récord histórico de 69,1 kilos por habitante registrado en 2008, según datos aportados por la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y derivados (Ciccra).

El kilo de una media res de entre 84 y 85 kilos (ternera) saltó 31,7% desde fines de octubre, al pasar de 429 a 565 pesos. (Ministerio de Agricultura de la Nación)

Las recientes subas generaron que el kilo roast beef, uno de los cortes más populares, alcance los 800 pesos; la cuadrada subió a 1.000 pesos; el asado se fue a 980 pesos; el vacío alcanzó los 1.100 pesos. Y por ejemplo, el kilo de milanesa ya rebozada de nalga se ubicó en los 1.100 pesos. Estos son precios de Flores, un barrio en el que viven familias de ingresos medios.

La Asociación Consumidores Libres, que releva la misma canasta hace 15 años, detectó subas de entre 1,2% y 2% en los cortes en octubre en los supermercados. Desde enero hasta ese mes, el precio de la bola de lomo había acumulado un alza del 44,62%; el asado subió 50%; la paleta se encareció 55,77%; y la picada común subió 54,76%.

Hay menos oferta

En el campo señalan que estas subas son producto del “cepo” a la exportación de carnes que estableció en mayo el Gobierno. Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) dijo que hasta la semana pasada los productores estaban vendiendo la hacienda “al mismo precio que en abril, y allí había casi 25% de inflación que estaba contenida”.

A poco de asumir, el 12 de octubre y a través de la Resolución 219/2021, Domínguez dio curso a la exportación de 140.000 toneladas de carne de Vacas Categoría D y E a China, pero solo hasta el 31 de diciembre. En la CEEA hay elevada incertidumbre acerca de lo que ocurrirá después de esa fecha. Y al funcionario quieren reclamarle mayor previsibilidad.

El Gobierno mantiene los controles en la exportación de carne e indican que es el principal factor para el aumento de precios (Raimundo Viñuelas/LaVoz).

Pino dijo que como los productores estaban trabajando “a pérdida, con números en rojo”. Y señaló que por ello, se modificó la mecánica de trabajo, inclinándose por un mayor desarrollo a pasto. Y “ese es el faltante de hacienda gorda que se está notando hoy” en los mercados para abastecer la demanda.

Williams tiene un diagnóstico similar. “Lo que falta es producción”, dijo. Según dijo, desde que comenzó el año, faltaron unas 200.000 cabezas en el mercado de Hacienda. El dirigente carnicero está molesto porque el Gobierno no hace partícipe a este sector de las reuniones con la Mesa de las Carnes, integrada por 34 asociaciones de productores, transportistas y comercializadores. Y reclama ser incluido.

Qué dicen los frigoríficos

En su último informe, la Ciccra dijo que a lo largo del año la industria frigorífica enfrentó un “escenario de escasez de hacienda para faenar”, producto de la liquidación de hembras que se extendió entre las primaveras de 2018 y 2020 y que en 2021 se tradujo en una menor zafra de terneros.

“En octubre se faenaron 1.063.000 cabezas de hacienda vacuna, es decir 10,1% menos que en el mismo mes del año pasado (corregido por el número de días laborables). Fue la novena baja interanual en lo que va del año (sólo en marzo se registró una variación positiva)”, dice el análisis.

En el acumulado de los primeros diez meses de 2021 se faenó un total de 10.720.000 cabezas, un 7,5% menos que en el mismo período de 2020 y 9,5% menos cuando se ajusta por el número de días laborables. A su vez, la producción de carne vacuna cayó 8,8% anual al alcanzar las 246 mil toneladas res con hueso en octubre.