El precio de la carne creció y sigue creciendo mientras los productores reclaman que son ellos los que menos ganan pese a los elevados costos de todos los cortes vacunos en los mostradores, en una opinión que comparte el presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Salas, que dice: “Ver estos precios nos alteran los nervios”, sostuvo.

//Mirá también: La inflación de mayo en Córdoba fue del 3,76 por ciento

El dirigente rural detalló que en “la hacienda en Liniers, el precio promedio es de 150 o 160 pesos por kilo. Entonces, cuando nos fijamos y la carne supera los 600 pesos en la venta final, no tiene justificación. ¿Qué pasa en la cadena que llega a ese precio?”, protestó en declaraciones a FM 102.3, este miércoles.

Seguidamente, sobre la candente problemática del sector opinó que “lo ideal sería producir más, aumentar en un millón de kilos más. Porque mantenemos el mismo plantel de vacunos de hace 50 años con el doble de población. Ahí hay una descompensación que tenemos que cubrir”, señaló.

//Mirá también: Aumentó 12% el boleto del transporte interurbano en Córdoba

“Para nosotros, ver estos precios nos alteran los nervios, porque es como que vemos nuestro esfuerzo con una rentabilidad mínima. Gana más el comerciante que el productor. Esto también hay que tirarlo en la mesa y debatir”, concluyó.