Argentina se prepara para visitar a Chile en un partido que está cargado de polémica. En medio de la incertidumbre por llevar el duelo a la altura de Calama, el equipo argentino estuvo dos horas retenido en el aeropuerto y hubo fuertes críticas del gobierno chileno al reclamo de los jugadores argentinos.

Los jugadores argentinos mostraron su descontento por estar dos horas retenidos en el aeropuerto al llegar a Chile y se generó polémica por la aparición en redes sociales como Emiliano “Dibu” Martínez que subió algunas historias que generó indignación en el país trasandino.

Argentina y Chile vuelven a enfrentarse por las eliminatorias sudamericanas. Será esta vez en Calama, Chile. (AP)

Las imágenes que subió Dibu Martínez a su cuenta de Instagram

“Y bueno, como siempre, quilombo, quilombo”, expresó en un video el arquero argentino que tenía un emoji que generó una fuerte indignación en Chile. Además, bromeó con el perro que revisó los bolsos de la delegación en busca de estupefacientes. “Uh, encontró un sugus. ¡Encontró un sugus!”, gritó.

Después de someterse a pruebas PCR, que dieron negativo, y ante el retraso por ordenar papeleo, el equipo argentino pudo descansar en el hotel y se prepara para el partido.

La respuesta del gobierno chileno a las imágenes de los argentinos

Quien salió al cruce de la delegación argentina fue el ministro del Interior de Chile, Rodrigo Delgado, lanzó durísimas declaraciones contra los argentinos y pidió que sean “más humildes” en diálogo con la prensa.

“Leí por ahí que algunos jugadores hablaron de quilombo. El verdadero quilombo lo tenían los jugadores de la Selección argentina en sus papeles. A mí me llama la atención que estos jugadores no hayan sido alertados por parte de alguien de la Selección argentina del verdadero quilombo que tenían”, sentenció el ministro.

“Se burlan de los funcionarios, de la Aduana, de un perro que busca droga. Más que burlarse, debiesen estar agradecidos por la colaboración porque tenían un verdadero quilombo con sus papeles”, agregó.

Y por último, pidió “un poquito más de respeto a Chile y a la bandera de Chile, porque vi un emoticón que ponían bastante desagradable al lado de la bandera. Ojalá que alguien de la delegación de Argentina pueda pedir disculpas a Chile, a las instituciones y a los funcionarios de salud”.