Rafael Nadal volvió a demostrar porque es uno de los mejores de la historia y, pese a sus problemas físicos por estar cinco meses sin competir, logró llevarse el partido ante Denis Shapovalov de los cuartos de final del Australian Open por 6-3, 6-4, 4-6, 3-6 y 6-3.

El tenista español de 35 años volvió a ubicarse entre los cuatro mejores del primer Grand Slam del año y está por decimocuarta vez en las semifinales. “No me estaba encontrando bien con mi estómago, me tomaron la tensión y comprobaron que estaba bien. Me dieron una pastilla para mejorar, eso es todo”, expresó el español.

Rafael Nadal ya suma 74 las victorias en las pistas del Melbourne Park,. (DPA) Foto: DPA

“No me estaba encontrando bien con mi estómago, me tomaron la tensión y comprobaron que estaba bien. Me dieron una pastilla para mejorar, eso es todo”, aclaró el español que tuvo que enfrentar 30 grados por algunos tramos del choque, con el intenso calor australiano.

En un partido caliente, que comenzó con el español que utilizó bien los golpes para alcanzar el revés del canadiense que le costó agarrarle la mano al partido.

De hecho, Shapovalov se enojó con el actual 5 del mundo por el tiempo que se tomaba entre punto y punto, agobiado por el calor. “Son todos unos corruptos”, disparó contra el juez de silla Carlos Bernardes.

Nadal aguarda por el ganador del partido entre el francés Gael Monfils o el italiano Matteo Berrettini. Del otro lado aparecen, Jannik Sinner o el griego Tsitsipas y el canadiense FélixAuger-Aliassime o el ruso Daniil Medvédev.