Probablemente, este argentino de 27 años cumplió el sueño de muchos, que se ilusionaban con vivir jugando al fútbol, en un paraíso terrenal como las Islas Maldivas. Y como si fuera poco, cobra su sueldo en dólares. ¿Puede existir alguna opción mejor que la de este joven entrerriano?

Nicolás Retamal, junto a compañeros en las paradisíacas Islas Maldivas. Foto: Nicolás Retamal

“Siempre soñé con conocer las Islas Maldivas, venir de vacaciones, estar en estas playas hermosas, pero lo que nunca me imaginé es que iba a venir a jugar al fútbol”, comentó Nicolás Retamal, el joven que está llevando a cabo el sueño del pibe.

Las Islas Maldivas: un paraíso terrenal

Ubicadas en el corazón del Océano Índico, las Maldivas se presentan como uno de los destinos turísticos por excelencia en todo el mundo. Playas con arenas blancas, mar cristalino, sol, palmeras, una oferta hotelera magnífica y actividades para los turistas increíbles, hacen de este destino un lugar sin comparación alguna.

“Yo jugaba en Indonesia y me tuve que volver a la Argentina por la pandemia. Tengo una oferta para ir a jugar a Tailandia a partir de agosto y justo me llamó un excompañero español para que venga por tres meses a Maldivas y acepté porque me va a servir para ponerme bien física y futbolísticamente”, contó Nicolás a TN.

Nicolás Retamal, el tercero arriba desde la izquierda, junto a sus compañeros de equipo. Foto: Nicolás Retamal

Y agrega sobre su particular destino: “Y de paso vivo y conozco Maldivas, es una belleza esto, las playas que tienen son hermosas, es como un sueño estar acá”.

A su vez, este joven entrerriano manifiesta sus vivencias en cuanto a la capital, Malé, y las islas más turísticas de las Maldivas: “En Malé hay mucha superpoblación, contaminación, mucho tráfico. Nada que ver con lo que se ve en las fotos. Yo vivo en la isla Mafuyi, que está a 30 minutos en lancha de la capital. Acá es así: llegás y haces dos pasos y ya está el mar. Tenés que tomarte una lancha para ir de un lado a otro”.

Una particularidad de la liga de fútbol profesional de las Islas es que cuenta tan solo con ocho equipos y fue creada en el año 2014, a fin de adaptarse a lo que la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) le requería.

Sin embargo, Nicolás sabe que en este destino, el fútbol no resulta muy popular: “Acá no van muchos hinchas, no le dan tanta bola al fútbol”.

Eso sí, él no puede quejarse acerca de las condiciones en las que vive, no solo por los paisajes, sino por su salario: “Acá me pagan 2500 dólares por mes más el hotel, los pasajes, todas las comidas y otros gastos. Estoy bien, no me puedo quejar, juego al fútbol, hago lo que me gusta y estoy en un lugar increíble”.

Nicolás Retamal, en plena jugada de un partido de fútbol en las Maldivas. Foto: Nicolás Retamal

Respecto de su identificación como argentino, este joven futbolista de 27 años no puede escapar de las costumbres que hacen a la idiosincrasia nacional: “Cuando llegas, acá te hablan de Messi. En todo el sureste asiático son fanáticos de Messi y de la selección argentina. Están locos de fanatismo por Messi”.

Lo único negativo de su experiencia por Asia es la dificultad de conseguir yerba y dulce de leche: “Acá no se consigue, no hay, es como encontrar oro”.