Drama en pandemia en la frontera argentina-brasileña. Una pareja espera desde hace 15 poder cruzar al país desde Uruguayana (Rio Grande do Sul) al otro lado del Río Uruguay a pocos minutos de suelo argentino. Quieren ingresar al país por el paso fronterizo correntino de Paso de los Libres. Frontera -a 350 kilómetros de la Capital provincial- que está cerrada al paso de personas hace más de un año desde el inicio de la pandemia. Solamente camiones de transporte bajo el rubro esencial cruzan ese centro de frontera.

Se trata de una pareja que circula en una casa rodante, motor home, desde 2019 salieron a recorrer países del continente americano y la pandemia los atrapó en esa aventura.

“Nos esperan con trabajo, no pedimos nada, solo cruzar, esto es una pesadilla. Estamos a veinte cuadras de casa, ya no tenemos dinero, es una locura”, dijo Maité que junto a su pareja José piden entrar al país. La pareja viaja con sus hijas y aguardan por una excepción y de esa forma ingresar a la territorio argentino.

Una pareja y sus hijos aguardan al otro lado del Río Urugiay en el Estado de Río Grande Do Sul.Los Andes

Antecedente judicial

El pasado 31 de marzo un juez federal de Corrientes, Gustavo Fresnada, había autorizado entrar a la Argentina por Paso de los Libres tras hacer lugar a un pedido de amparo. El magistrado permitió el ingreso “por única vez” y consideró que el decreto presidencial es “razonable” al impedir el ingreso de personas al país por cuestiones sanitarias.

Aquella vez eran 86 personas que también estaban varadas en Urugayana. Al ingresar al centro de fronteras fueron sometidos a testeos y luego tuvieron que hacer aislamiento obligatorio en un Hotel de Paso de los Libres.