Una foto de un Diego Maradona de tan solo 13 años volvió a viralizarse luego de su muerte, y con esto revivió la conmovedora historia del correntino que fue consolado por D10S luego de perder una final de los juegos Evita. Allí nació la amistad entre el astro del fútbol y Alberto “Pichón” Pacheco, pero pocos saben que fueron muy cercanos.

El primer abrazo de Diego Maradona: consolando a un correntino.

Mi hermano era muy amigo con Diego. Lo vino a buscar varias veces, lo quiso llevar a Italia, pero mi hermano no quiso. Después lo hizo buscar varias veces, pero Pichón hasta se escondía debajo de la cama”, contó Antonio Pacheco según detalla LaDos, y así recordó la conmovedora imagen se su hermano junto a Maradona y su amistad. El correntino detalló que fue el Diez quién llevó a su hermano a jugar a Argentinos y que de chico jugaba con Lalo y Hugo, hermanos de Diego.

Mi hermano decía que no quería molestarle porque era muy tímido. En su momento antes de ir a Italia a jugar al Nápoli, dos guardaespaldas de Diego vinieron a buscarlo pero no quiso ir, se escondió debajo de la cama”, detalló Antonio y para sorpresa de todos, esta no fue la única vez que “Pichón” le dijo que no a D10S.

Esta negativa sorprende, porque quién le diría que no a una invitación así de Maradona, pero Antonio comentó el momento complicado que atravesaba su hermano, quien falleció hace pocos años: “Diego le quería llevar para compartir, para ayudarlo. Pero mi hermano no quería saber nada. Empezó a tener problemas con la bebida, y tal vez por eso evitó reencontrarse… tal vez tenía un poco de vergüenza”.

Diego Maradona en los Juegos Evita.

La foto que pasó a la historia captó el desconsuelo de un correntino tras perder la final de los Juegos Evita ante el seleccionado de Entre Ríos y el abrazo conmovedor de un nene de 13 años que luego se convertiría en la cara del fútbol mundial, generando fanatismos que no se comprenden, sino se sienten.

“Corrientes perdió por penales la final y mi hermano no paraba de llorar. El pibe, que después supimos era Maradona, se acercó y hasta le acompañó a mi hermano a recibir la medalla. Después siempre estuvieron en contacto. Pero mi hermano no quería que se sepa mucho esa historia”, detalló Antonio.

Este fue el punto de inicio de una gran amistad silenciosa entre el Diez y “Pichón”. “Cuando lo consolaba Diego le dijo que se quede tranquilo… que perdieron pero que no era nada y desde ahí se hicieron muy amigos. Le dijo que en el fútbol se gana y se pierde, que no tenía porqué llorar”, recordó el hermano.

Maradona estuvo muy presente en la vida de los Pacheco, a tal punto de que Diego iba a ser padrino del hijo de Antonio, pero no se concretó ya que estaba en viajes constantes. Esto no hizo que el niño no llevara la “marca” de D10S y por eso se llama Jonathan Diego Armando, detalló su padre.