Tres pequeños que estaban solos en una vivienda en el Barrio Lomas de Corrientes Capital, jugando con un encendedor, iniciaron un foco ígneo en la casa que terminó en un incendió total. El siniestro terminó con la vida del más pequeño de los niños: un bebé de 1 año y 5 meses.

Sus hermanos de 3 y 5 años fueron sacados de la casa en el medio del fuego por los vecinos, todo ocurrió tan rápido que no uno de ellos no puedo ser extraído de la vivienda en llamas.

El episodio ocurrió en la noche del domingo pasado alrededor de las 21.30. Los pequeños estaban solos y los detalles del caso aún son investigados por peritos policiales, los niños rescatados fueron internados en el Hospital Pediátrico para observación.