El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (Icaa) informó que se espera que el caudal del río Paraná se estabilice en 1,60 metro durante esta semana. Se debe a pequeñas precipitaciones en las altas cuencas pero que no logran amainar la intensa sequía que persiste en toda la región del nordeste argentino.

El organismo provincial explicó en su informe técnico que la semana próxima el nivel del río volverá a descender.

El hidrómetro de la Prefectura Naval Argentina registró este último lunes, 1,22 metro de altura en la ciudad de Corrientes. Se trata de una marca que no se registraba desde mayo de este año.

También el Icaa indicó que los mayores caudales desde la alta cuenca dan lugar a una onda de repunte acotado. Por su parte, el Instituto Nacional del Agua previó que la creciente dure hasta mediados de la semana que viene, producto de las lluvias esperadas para los próximos días.

La sequía y bajante del Paraná en la zona portuaria de Corrientes Capital.Javier Aguirre

Río Uruguay

En la cuenca media del río Uruguay, se redujo fuertemente la actividad en la última semana, sin lluvias de importancia. El aporte en ruta al tramo medio del río se redujo a unos 1.000 metros cúbicos por segundo estimados el 5 de septiembre, aún en disminución. Con la perspectiva meteorológica actual, se espera que prevalezca una tendencia leve descendente.

Los niveles en el tramo se ubican aún en aguas medias, cerca del límite de aguas bajas. En Paso de los Libres el caudal promedió 2.430 m3/s, 81% más, por efecto de los excedentes de la semana anterior. Disminuiría gradualmente en la próxima semana. La tendencia climática indica predominio de lluvias inferiores a las normales a normales en el trimestre al 30 de noviembre sobre la cuenca media. Se mantendrá la atención especialmente en los eventos de corto plazo.