Además investigan al a Municipalidad por permitir la habilitación de la whiskería donde las prostituían.


Condenaron a ocho y cinco años de prisión a un hombre y una mujer por explotación sexual a víctimas de trata en una whiskería de Virasoro. El local será decomisado junto a una casa lindera que utilizaban para prostituir a las jóvenes, la Justicia también investigará a la Municipalidad por permitir la habilitación del prostíbulo.

Lurdes Marli Gularte y Néstor Matías De Simón fueron condenados este jueves a cinco y ocho años de prisión, respectivamente, por el Tribunal Oral Federal de Corrientes. En el juicio se determinó que eran los responsables del local “Mami Lu”, donde explotaban mujeres de las que se habían aprovechado por su condición social y económica. Eran investigados desde el 2015 y estiman que al menos veinte chicas pasaron por ese lugar. Eran persuadidas para concurrir a la whiskería aún estando enfermas y además de ser maltratadas para evitar que tengan vínculos con hombres fuera del local.

A pedido del fiscal Carlos Schaefer serán decomisados los inmuebles y el dinero obtenido, los jueces determinaron que destinará a programas oficiales de asistencia a las víctimas de trata. Al mismo tiempo, el abogado consiguió pruebas para investigar la responsabilidad de la Municipalidad de Virasoro por permitir el funcionamiento del prostíbulo.

El caso comenzó a ser investigado en marzo de 2015 luego de una denuncia anónima que derivó en trabajos encubiertos, escuchas telefónicas y pericias sobre mensajes de texto, hasta el rescate concretado en octubre de ese año por parte de la Gendarmería Nacional. En la investigación, tramitada ante el Juzgado Federal de Paso de los Libres, intervinieron el fiscal Schaefer, así como su par de Paso de los Libres, Fabián Martínez con la colaboración de Marcelo Colombo y Alejandra Mángano de la procuraduría especializada Protex.

Efectivos toman declaración a las personas detenidas en la whiskería “Mami Lu” durante el allanamiento.




Comentarios