El sábado por la tarde el personal de la Comisaría de Saladas Corrientes fue anoticiado por medio del 101 que en la intersección de Bartolomé Mitre y Coronel Leyes se encontraba un bebé encerrado dentro de un automóvil llorando. El auto se encontraba con las trabas de seguridad puestas y por manifestaciones de transeúntes el niño se encontraba hace varios minutos encerrado.

La policía fue al rescate del niño abandonado.

Después de treinta minutos personal policial se disponen a violentar las trabas del rodado, pero se hicieron presentes dos mujeres mayores de edad que resultaron ser oriundas de la localidad e Mburucuyá quienes manifestaron que dejaron al niño solamente unos minutos para realizar compras.

La policía dio parte a la justicia quienes decidieron realizar una causa de oficio por Supuesto Abandono de Personas.