El servicio de transporte interurbano de pasajeros de la provincia de Córdoba volvió este martes, tras permanecer inactivo desde el 13 de abril, en principio por conflictos gremiales y luego por la pandemia de coronavirus.

La Secretaría de Transporte había anunciado en una resolución que a partir de la primera hora de esta jornada se deja “sin efecto” la suspensión del transporte de pasajeros interurbanos.

La Asociación Obreros de la Industria del Transporte Automotor (Aoita) había resuelto el pasado 13 de abril un paro total por tiempo indeterminado por conflictos salariales con la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) y la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Córdoba (Asetac).

El 11 de agosto, cuando se mantenía el paro resuelto por la entidad sindical, el Gobierno de Córdoba, a instancias del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), había resuelto la “suspensión total de los servicios de transporte de pasajeros interurbanos”, debido a los riesgos que representaba ese servicio para la transmisión de Covid-19.

“La experiencia colectada durante el prolongado período de suspensión de los servicios, ha posibilitado avanzar en la determinación de pautas claras para el control de salubridad en los servicios interurbanos de transporte de pasajeros en todos sus modos, permitiendo la implementación de prácticas sanitarias diseñadas para la actividad”, destacó la resolución que rehabilita el servicio en sus fundamentos.

El transporte interurbano cubre los servicios en las localidades de los valles que rodean a la capital provincial y algunas del interior.

Cambios en el recorrido

Desde la Secretaría de Transporte provincial informaron que el servicio se reanudó alrededor de las 0.15 con un ómnibus que unió Villa Carlos Paz con Córdoba. Además, anunciaron que se percibirán cambios en los recorridos, eliminando el paso de las unidades por Boulevard Illia - San Juan, y consecuentemente, no se reabrirá la Terminal de minibuses del Mercado Sud.

Los que salen desde la Terminal con destino a la ruta E-53 (autovía a Salsipuedes), irán por: Boulevard Perón, Bv. Guzmán, Mitre, Sucre, Humberto Primo, Avellaneda, Castro Barros y seguirán por su ruta habitual.

Mientras que, los que salen desde la Terminal con destino a las rutas E-54 (Donato Álvarez), E-55 (Ejército Argentino) y autopista Villa Carlos Paz: Bv. Perón, Bv. Guzmán, Bv. Mitre, Sucre, Humberto Primo, Avellaneda, Colón, y siguen por su ruta habitual.

Finalmente, los que salen desde la Terminal con destino a ruta 9 Norte pasarán por: Bv. Perón, Bv. Guzmán, puente Maipú, Esquiú, Juan B. Justo y siguen por su ruta habitual.

Protocolos

En primera instancia, se verá modificada la compra de pasajes, ya que, como parte del protocolo, no se podrá pagar en efectivo. Por lo que, los boletos o la carga de tarjetas podrán realizarse únicamente en las boleterías habilitadas o en la página web de la empresa. Varias firmas de interurbanos aclararon que se pedirá el número de DNI y de teléfono a los usuarios. Los pasajes estarán enumerados para no exceder el máximo de ocupantes por unidad y registrar contactos estrechos.

Certificado para circular

Otra de las medidas que se tomarán será la gestión de un Certificado único habilitante para circulación emergencia COVID-19, el cual debe tramitarse a través de la aplicación CUIDAR. Esta condición será obligatoria para todos los pasajeros.

Condiciones para viajar

Otra de las condiciones que deben tener en cuenta los pasajeros para viajar son -las ya conocidas- medidas de higiene y seguridad para prevenir el contagio de coronavirus. Por ejemplo: antes de ascender a la unidad, los pasajeros deberán realizar fila con una distancia de 2 metros. Además se dispuso que todos los pasajeros deben viajar sentados.

La unidad deberá estar constantemente ventilada y no se podrá utilizar el aire acondicionado. Finalmente, todos los integrantes del vehículo deberán tener tapabocas durante todo el viaje.