El irregular Talleres de inicio de Liga Profesional buscó su primera victoria como visitante frente a un Banfield con caras conocidas. Y lo consiguió. Luego de un primer tiempo favorable al local, la T encontró con la ventaja en el complemento y le ganó al Taladro con gol de Martino.

//Mirá también: La lista de concentrados de Talleres, con el flamante refuerzo Rodrigo Villagra

Hasta aquí la T no sólo no había ganado afuera, sino que había perdido los dos que disputó: el debut con Newell’s y la derrota difícil de digerir frente a Central Córdoba. Viene de jugar mejor en el empate con Boca, más allá de no poder romper el cero.

//Mirá también: Lo que pierde Talleres sin Federico Navarro y Piero Hincapié

La transferencia de Federico Navarro al fútbol de Estados Unidos, al Chicago Fire, le saca a Alexander Medina una pieza clave. Lo reemplazará Francis Mac Allister más allá de que está disponible el flamante refuerzo, Rodrigo Villagra, ex Rosario Central.

Además, podría reaparecer en la línea de fondo Juan Cruz Komar después de un partido para el olvido en Santiago, con gol en contra incluído; y de quedarse afuera del duelo con Boca. Si juega, sale Julián Malatini y Nahuel Tenaglia volverá al lateral derecho.

En Banfield, que disputó dos seguidos de visitante y cosechó cuatro de seis puntos (en la fecha pasada empató con San Lorenzo), va de titular Joel Soñora, ex de Talleres. También Gustavo Canto, surgido en Racing de Nueva Italia y que llegó a préstamo de Patronato; y ya con varias temporadas encima con el Taladro, Luciano Lollo.

En el inicio, el local tuvo la intención de presionar desde el inicio en la salida de los cordobeses. Y, a los 11, llegó un centro de la izquierda que Lautaro Ríos cabeceó desviado. Tres minutos después, de pelota parada, el Taladro complicó con un centro que bajó Lollo.

A los 16, Herrera le sacó el gol a Ramiro Enrique que probó desde afuera. Así, el equipo verdiblanco imponía condiciones ante un equipo albiazul que no podía reaccionar. Luego, tuvo una opción, otra vez Ríos con una pelota a las espaldas de Tenaglia que Herrera apuró para que el delantero rival no defina.

Recién a los 29, Talleres tuvo su primera chance. Malatini la cruzó en una contra para que defina Enzo Díaz que le pegó desviado entrando desde atrás, por sorpresa.

Pero, a los 34, en otro córner, los dirigidos por el Cacique volvieron a sufrir desde una pelota parada. Luciano Pons cabeceó y la pelota dio en la base del poste derecho de Herrera. En la jugada siguiente, Galoppo tuvo y, cuando iba a definir, lo taparon.

En el cierre del primer tiempo, el árbitro Yael Falcón Pérez debió expulsar a Pons por pegarle una trompada, en un córner, a Francis Mac Allister. Y, así, sin goles y con los ánimos un poco “picados”, se terminó la primera parte en el estadio Florencio Sola.

En el inicio de la segunda parte, Banfield volvió a complicar a Talleres desde un tiro libre al área de Soñora que Galoppo peinó ante la salida de Herrera. La pelota se fue cerca del travesaño. A los cuatro, contragolpeó la T con una intercepción de Martino que terminó definiendo el mismo volante izquierdo que pateó a las manos del arquero Altamirano.

Mejor parado en el segundo tiempo, la T empezó a generar chances. A los siete minutos, otra vez le queda a Martino en una contra que no terminó de pegarle bien a la pelota luego de una buena jugada colectiva.

Y, en la jugada siguiente, Martino no perdonó. Volvió a ganarle la espaldas a sus marcadores y, luego de una habilitación de Valoyes, enfrentó al arquero y definió bien, para poner el 1 a 0 para el Albiazul ante un rival que lo había superado en la primera mitad.

El gol reanimó a Talleres y golpeó a Banfield que recién reaccionó a los 32, con un disparo desde afuera de Galoppo que sacó Guido Herrera.

Ante la chance del primer triunfo fuera de casa, la T ajustó las marcas en toda la cancha y empezó a jugar con la desesperación del rival que no encontraba el camino para aspirar al empate.

A los 40, un córner de Dátolo terminó en la cabeza de Galoppo que hizo estirar a Herrera que la sacó de un ángulo en una jugada clara que pudo haber sido el empate del Taladro.

En el cierre del partido, debutó Rodrigo Villagra que ingresó por Carlos Auzqui como para reforzar el mediocampo y conservar la ventaja conseguida.

Y los de barrio Jardín aguantaron todos los embates desesperados de Banfield hasta el final de los 45 minutos más los nueve que adicionó el árbitro Yael Falcón Pérez y pudo festejar por primera vez jugando afuera de casa.

El miércoles 11 de agosto, a las 21.30, el próximo partido será por Copa Argentina, en cancha de Newell’s de Rosario, frente a Estudiantes de Río Cuarto.