El Concejo Deliberante aprobó el Presupuesto que regirá para la administración municipal 2021. En la misma sesión, se avanzó con la aprobación de la segunda lectura de la ordenanza Tarifaria y el Código Tributario. La decisión estuvo abalada por el bloque oficialista y el acompañamiento, en general, del representante de Encuentro Vecinal Córdoba, Juan Pablo Quinteros. Mientras que, el resto de los concejales votaron en contra, aunque dos concejalas de Córdoba Cambia decidieron abstenerse.

En números generales, el 2021 se prevé con ingresos por $57 mil millones y gastos por $60 mil millones, con un déficit del 5%. En el primer artículo de la ordenanza de Presupuesto, se establece un gasto total para el 2021 de $60.072.692.771, con ingresos por $57.084.248.842. Es decir, un déficit de $2.988.443.929 en la caja y la posibilidad de emitir letras del Tesoro por hasta 60 millones de dólares. El documento fue publicado en el sitio web del Concejo Deliberante.

El proyecto aprobado implica, entre otras cuestiones, una suba efectiva en el gasto de personal y aumentos en las tasas municipales, principalmente para Comercio, Industria y Automotores. De hecho, el Código Tributario Municipal y la Ordenanza Tarifaria Anual del 2021 establecen un aumento en el Inmobiliario del 25% para lotes edificados y del 40% para sitios baldíos.

En consonancia, la actualización de las alícuotas para el impuesto automotor que se realizará por las valuaciones de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina, tienen un tope de 50% en las categorías. Es decir, se prevé una recaudación del 27% más por el Inmobiliario y del 29% más por automotores y comercio e industria respecto a este año.

Multas para fiestas clandestinas

Otra de las temáticas tratadas en sesión fue la aprobación del aumento en las multas para las fiestas clandestinas que se desarrollen en la Capital provincial. En los fundamentos de la iniciativa se sostiene que la realización de este tipo de reuniones de forma ’'clandestina” implica la imposibilidad absoluta de control por parte del Estado Municipal.

La norma indica que la aplicación de multas que van de 180 a nueve mil Unidades Económicas Municipales, no sólo apunta a los organizadores que las fiestas sino que también se contemplan multas a los dueños de los inmuebles y terrenos en los que se desarrollan estos eventos clandestinos.