Luego de la prohibición de eventos bailables en boliches y discotecas, el Gobierno de la Provincia de Córdoba intenta mermar los ánimos de los productores de espectáculos y comunicó una nueva flexibilización relacionada al sector.

Las nuevas decisiones, se realizaron en el marco de una serie de reuniones con la cámara y agrupaciones que representan a empresarios y trabajadores del sector musical. En ese sentido, la presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Bedano, mantuvo encuentros con Marcelo Ludueña y Alberto Conci, del espacio Cien por Ciento Cuartetos, y José Palazzo y Ricardo Taier, por la Cámara de Empresarios de Espectáculos y Afines de Córdoba.

En este marco, se resolvió que los shows con público en los espacios gastronómicos y teatrales permitidos de acuerdo a las disposiciones vigentes, podrán realizarse con la cantidad de músicos en escenario prevista por el protocolo vigente para streaming, dependiendo de los metros cuadrados de los mismos. De esta manera, esta resolución permite ampliar las posibilidades de trabajo de una gran parte de la escena musical cordobesa.

Para mañana miércoles, se espera que otra de las habilitaciones sean las salas de cine. Según adelantó el infectólogo Hugo Pizzi, se planteará un protocolo para la apertura de este sector que lleva más de ocho meses sin funcionar. Se supo que la principal condición será la reducción del aforo, el cual será similar al de las salas de teatro.