Instituto enfrenta a un Barracas Central que fecha tras fecha parece favorecido por los arbitrajes, a partir de su filiación con Claudio Tapia, presidente de AFA. De hecho, en el torneo le cobraron ocho penales a favor y no le expulsaron jugadores.

//Mirá también: Instituto se juega el resto ante Barracas Central y le gana con un gol de penal

Contra Instituto en Alta Córdoba, al promediar el primer tiempo, el árbitro Pablo Giménez ignoró una mano evidente en el área de Barracas, ante el generalizado reclamo Albirrojo. Pero en la siguiente acción no le quedó otra que sancionar la pena máxima, por una falta contra Gustavo Villarruel.

//Mirá también: Germán Estigarribia, ex Instituto: “Me sorprende la campaña porque tiene buenos jugadores”

Penal contra Barracas, el cuarto que le sancionan en esta temporada, y que Rodrigo Garro hundió en la red. Con bronca por el momento de la Gloria, que necesitaba el gol y volver al triunfo en una mala campaña y con cuatro derrotas consecutivas al hombro.

Por si fuera poco, a los 9 del segundo tiempo lo bajaron a Joaquín Arzura cuando pisaba el área y el árbitro, de frente a la jugada, dijo “siga, siga”. También para la polémica.