El francés Sébastien Ogier (Toyota) conquistó este domingo el Safari Rally de Kenia, competencia que regresó al calendario del Campeonato Mundial (WRC) luego de 19 años de ausencia, finalizando por delante de su compañero japonés Takamoto Katsuta y del estonio Ott Tänak (Hyundai).

Gracias a esta 53ª victoria en el WRC, cuatro de ellas esta temporada, el siete veces campeón del mundo amplió su ventaja al frente del campeonato de Pilotos, y se perfila para conseguir un octavo título mundial en su última temporada completa en la categoría.

Ogier comenzó liderando esta sexta fecha del certamen el jueves pasado, cuando se corrió el súper especial de apertura. El viernes, abriendo la ruta por ser el puntero del torneo, cedió el liderazgo; no obstante, se mantuvo con posibilidades de luchar por la victoria, lo que se le fue dando de acuerdo con las circunstancias de un evento que mostró su notable dificultad en cada jornada.

Este domingo, las cosas jugaron a su favor temprano, cuando desertó el belga Thierry Neuville (Hyundai), quien se encontraba en la primera posición de la clasificación general desde el viernes. Inmediatamente, tomó la punta Katsuta, con Ogier segundo. Pero en el anteúltimo tramo, el francés superó a su compañero de Toyota y llegó a la definición del rally con 8 segundos y 3 décimas de ventaja.

Ya en el Power Stage, la prueba especial de cierre y con puntos extra para el campeonato, se impuso Tanak, quien en definitiva quedó como el piloto que salvó el honor de Hyundai, equipo que penó con distintos problemas a lo largo del evento. Primero fue el español Dani Sordo quien quedó relegado; y sobre el final, Neuville, cuando marchaba hacia lo que parecía su primera victoria del año y la segunda para la marca de origen coreano.

Finalmente, Ogier celebró el triunfo, con 21 segundos y 8 décimas sobre Katsuta, mientras que Tanak se ubicó tercero, a 1 minuto, 9 segundos y 5 décimas. Cuarto fue el francés Adrien Fourmaux (Ford), a 1 minuto, 44 segundos y 7 décimas; y en la quinta posición, culminó su compañero del equipo M-Sport Ford Guy Greensmith, a 1 minuto, 54 segundos y 6 décimas.

Con estos resultados, Ogier suma 133 puntos en la cima de la tabla de Pilotos; seguido por el británico Elfyn Evans (99), quien también sufrió la dureza del Safari y terminó 10°; y Neuville (77).

En tanto, en el campeonato de Constructores, Toyota acumula 273 puntos, frente a 214 de Hyundai. Ford, en tanto, lleva reunidos 109 unidades.

Toyota, la marca más exitosa en la historia mundialista del Safari, ganó por octava vez el clásico evento africano. Mientras que si de triunfos absolutos en Kenia se trata, esta fue la novena victoria para el constructor japonés.

La próxima fecha del WRC tendrá lugar en Estonia, del 15 al 18 de julio y donde será local Tänak, campeón del mundo en 2019 (con Toyota).