Un pálido Instituto, que no pudo despedirse de su público con al menos una victoria, se fue tras el empate con Villa Dálmine ante los cánticos de decepción de la gente, que pese a la campaña y a la noche lluviosa y fría, lo mismo acompañó en un significativo número en Alta Córdoba.

//Mirá también: Instituto se despidió de su público con un pálido empate ante Villa Dálmine

La última fecha será el lunes 15 de noviembre ante San Telmo, que con un partido menos tiene el mismo puntaje que Instituto. Es decir que la Gloria puede terminar entre los tres últimos en la tabla de la Zona B, que desde hace varias fechas lo dejó sin chances de ascenso. Pobrísimo.

//Mirá también: Rodrigo Garro, joya de Instituto en el radar de Talleres

Apenas el golazo del debutante Manuel Liendo, por la acción colectiva, y las pinceladas de Rodrigo Garro. Lo único rescatable. Muy escaso para los hinchas, que terminaron armando su propia fiesta en las tribunas. Y al final del encuentro cayó el telón con el sonoro “qué se vayan todos, que no quede ni uno sólo”.

El golazo del pibe Liendo. De lo poco positivo en otra actuación para el olvido de Instituto (Facundo Luque)

Todo un mensaje para la dirigencia de Instituto, con el presidente Juan Manuel Cavagliatto quien hizo el “mea culpa” por no cumplir ni siquiera los objetivos de mínima, como clasificar a Copa Argentina. Todo apunta a cambiar la imagen en 2022, seguramente con otro técnico y con altas chances de que sea Gustavo el Sapito Coleoni. Y con pocos de estos protagonistas, como sonó en el veredicto popular.