Ante el nuevo confinamiento dispuesto por el gobierno Nacional y el consecuente reclamo de los comerciantes, diferentes dirigentes políticos brindaron propuestas y soluciones para aliviar las cargas económicas del sector. En este caso, el dirigente de la UCR, Javier Bee Sellares, propuso redistribuir el presupuesto de Obra Pública para otorgar fondos económico a este grupo.

//Mirá también: La Provincia analiza medidas para ayudar a los sectores más afectados por las restricciones

Más precisamente, el radical propuso destinar el 10 por ciento del presupuesto total de Obra Pública de la ciudad. “El municipio capitalino está en condiciones de generar un fondo económico especial para ayudar a los comerciantes en esta dura etapa de la pandemia”, planteó el dirigente.

Según explicó, este fondo se puede generar “destinando parte del presupuesto que asigna la Municipalidad de Córdoba para la Obra Pública y que alcanza los 7.165.939.871 de pesos en el actual ejercicio”.

//Mirá también: La Cámara de Comercio de Córdoba confirmó que negocian beneficios y ayudas para el sector

Bee Sellares agregó: “Con sólo no ejecutar el 10 por ciento de ese monto se podría acompañar a los comerciantes de la ciudad, generando ayudas concretas como exenciones impositivas, gestión de tarifas de emergencia en servicios, ayudas económicas o aportes no reintegrables a estos sectores”.

Sumó, también, la imposibilidad de cortes de Servicios (Aguas Cordobesas, EPEC y Ecogas) a comercios hasta el fin de la situación sanitaria de emergencia. Además de medidas como cargas tributarias subsidiadas, facilidades de pago de deudas a tasa 0% con inicio de planes de pago cuando regrese la normalidad a comercios o empresas.