Una polémica inusitada se vive en Alta Gracia, donde la Municipalidad mandó a pintar de blanco unas paredes en Plaza Mitre, donde antes había una serie de murales conmemorativos hacia las víctimas de la última dictadura militar.

El blanqueo de las paredes encendió el reclamo del Colectivo Paravachasca por la Memoria, que había realizado las pinturas y que en las últimas horas expresó su “repudio” mediante un comunicado que difundió en las redes sociales de Internet.

“El Colectivo Paravachasca por la Memoria, expresa su más profundo repudio por la vulneración perpetrada por la Municipalidad de Alta Gracia contra los murales que con mucho esfuerzo plasmaron artistas de esta ciudad en conjunto con este Colectivo de Memoria hace algunos años”, expresaron en la nota.

“Hoy nos despertamos tristemente ante el panorama de una plaza ‘en blanco’, sin colores ni memoria, sin esos murales que eran mojones que daban cuenta de un proceso social de construcción de memorias locales a través de los años, y por ello eran únicos e irreproducibles, imposibles de replicar con copias porque las mismas carecerían de toda la carga emotiva puesta a lo largo de dicho proceso, y por ende carentes de sentido alguno”, reclamaron.